La anunciación del nacimiento de la Virgen a Santa Ana por el arcángel Gabriel.

Según el Protoevangelio de Santiago (Apócrifo):

IV 1. Y he aquí que un ángel del Señor apareció, y le dijo: Ana, Ana, el Señor ha escuchado y atendido tu súplica. Concebirás, y parirás, y se hablará de tu progenitura en toda la tierra. Y Ana dijo: Tan cierto como el Señor, mi Dios, vive, si yo doy a luz un hijo, sea varón, sea hembra, lo llevaré como ofrenda al Señor, mi Dios, y permanecerá a su servicio todos los días de su vida.

2. Y he aquí que dos mensajeros llegaron a ella, diciéndole: Joaquín tu marido viene a ti con sus rebaños. Porque un ángel del Señor ha descendido hasta él, diciéndole: Joaquín, Joaquín, el Señor ha oído y aceptado tu ruego. Sal de aquí, porque tu mujer Ana concebirá en su seno.

3. Y Joaquín salió, y llamó a sus pastores, diciendo: Traedme diez corderos sin mácula, y serán para el Señor mi Dios; y doce terneros, y serán para los sacerdotes y para el Consejo de los Ancianos; y cien cabritos, y serán para los pobres del pueblo.

4. Y he aquí que Joaquín llegó con sus rebaños, y Ana, que lo esperaba en la puerta de su casa, lo vio venir, y, corriendo hacia él, le echó los brazos al cuello, diciendo: Ahora conozco que el Señor, mi Dios, me ha colmado de bendiciones; porque era viuda, y ya no lo soy; estaba sin hijo, y voy a concebir uno en mis entrañas. Y Joaquín guardó reposo en su hogar aquel primer día.

La Anunciación a Santa Ana, c.1305 detalle del fresco de 65226 · Giotto di Bondone
Scrovegni (Arena) Chapel, Padua, Italy

Lo que has leído lo hago con mi trabajo voluntario. Si quieres ayudarme a mantener el servicio para poder pagar el servidor donde está alojada la web y seguir ofreciéndote contenidos, puedes hacer una donación pinchando en el botón. Te agradezco en el alma el reconocimiento a mi trabajo.

Ángeles en el arte – El nacimiento de la Virgen María.

Erasmus Quellinus (Amberes, 1607 – Amberes, 1678) pintó esta maravillosa pintura que está en el Museo del Prado sobre el nacimiento de la Virgen María. Detrás de ella, al fondo, se ve a la madre de la Virgen, Santa Ana, siendo atentida por las comadronas.

En el cuadro vemos dos ángeles, que bien podían ser el Arcángel San Miguel, vestido de guerrero (no olvidemos que es el Jefe de las milicias celestiales) y al Arcángel San Gabriel, con una vara de azuzena. No olvidemos el vínculo del Arcángel San Gabriel con la Virgen María porque él fue quien le anunció el nacimiento de Jesús.

Maravilloso cuadro para contemplar. No olvidemos nunca que observar cuadros o fotografías de ángeles también es una manera de llamarlos y comunicar con ellos.

El Nacimiento de la Virgen
QUELLINUS, ERASMUS
Copyright de la imagen ©Museo Nacional del Prado