El ángel Caído

El ángel caído de Alexandre Cabanel.
El ángel caído. Alexandre Cabanel. 1847. Museo Fabre, Montpellier, Francia.

Esta imagen de Lucifer, de estilo romántico y recordando mucho a las figuras griegas, con el cuerpo perfecto, nos recuerda la belleza de quién fue el mejor y más bello de todos los ángeles de la creación. Sin embargo, su rebeldía ante Dios y la batalla que tuvo con los ejércitos celestiales del arcángel Miguel, le hizo perder y caer a la tierra, a los infiernos. El pintor ha tenido en cuenta recrear en las puntas la podredumbre de las alas y su reconversión en lo que conocemos como el demonio. Recordemos que un tercio de los ángeles, le siguieron.

¿Eres cristiano/a? Te gustará seguir mi blog sobre Jesús. Pincha en el enlace.

Ángeles en el Evangelio de San Mateo. Jesús es tentado en el desierto.

Jesús es tentado en el desierto. James Tissot, Public domain, via Wikimedia Commons

No podemos olvidar, porque ahí están, a los ángeles caídos, dispuestos a tentarnos en cada minuto de nuestra vida, para seguir rebelándose contra Dios. Lo intentaron con Jesús, pero obviamente, de nuevo, Satanás fracasó para bien de la Humanidad.

Jesús es tentado en el desierto Mt 4, 1 – 11

1Por aquel tiempo Jesús fue conducido al desierto por el Espíritu, para que fuese tentado por el diablo. 2Ayunó cuarenta días y cuarenta noches, después de lo cual tuvo hambre. 3Entonces el tentador se aproximó y le dijo: “Si Tú eres el Hijo de Dios, manda que estas piedras se vuelvan panes.” 4Mas Él replicó y dijo:
“Está escrito:
«No de pan sólo vivirá el hombre,
sino de toda palabra que sale de la boca de Dios».”
5Entonces lo llevó el diablo a la Ciudad Santa y lo puso sobre el pináculo del Templo; 6 y le dijo: “Si Tú eres el Hijo de Dios, échate abajo, porque está escrito:
«Él dará órdenes a sus ángeles acerca de Ti,
y te llevarán en palmas,
para que no lastimes tu pie contra alguna piedra».”
7Le respondió Jesús: “También está escrito: «No tentarás al Señor tu Dios».”
8De nuevo le llevó el diablo a una montaña muy alta, y mostrándole todos los reinos del mundo y su gloria, 9le dijo: “Yo te daré todo esto si postrándote me adoras.” 10Entonces Jesús le dijo: “Vete, Satanás, porque está escrito:
«Adorarás al Señor tu Dios,
y a Él sólo servirás».”
11Le dejó entonces el diablo, y he aquí que ángeles se acercaron para servirle.

Si quieres aprender reiki, escribe a alfonso.saborido@gmail.com (c) Alfonso Saborido

Samael

Evelyn De Morgan(Life time: 2 May 1919), Public domain, via Wikimedia Commons

Ojo a este ángel. Me ha preguntado una alumna de reiki por él si era bueno o malo. Samael es un ángel caído, por lo tanto, trabajar con él, no es trabajar con la luz. Es todo oscuridad. De hecho su nombre significa ‘Ceguera de Dios’ o ‘Veneno de Dios’. Es uno de los arcángeles que se rebeló contra Dios y artífice del pecado original de Adán y Eva que los expulsó del Paraíso. Se cuenta que fue él quien plantó el árbol del conocimiento del bien y el mal, dónde creció la manzana que ofreció Satanás a Eva en forma de serpiente. Dentro de los cultos satanistas, es considerado uno de los demonios principales.

Samael es identificado también como el ángel de la muerte, como vemos en la ilustración que acompaña a esta entrada. Jefe de todos los demonios, por debajo de Satanás y comandante de sus ejércitos, un calco en negativo de San Miguel.

Antes de la caída y la rebelión, Samael era uno de los arcángeles más poderosos del coro de los serafines, por eso, tiene doce alas. Tiene poder sobre todas las naciones, excepto sobre Israel, en el que solo tendrá poder el día del Juicio Final, donde tendrá que luchar contra el Arcángel Miguel y éste, le vencerá y lo entregará al pueblo con grilletes.

También se cuenta que era el padre de Caín, que no era hijo de Eva, sino de Lilith. También tiene una fuerte relación con los ángeles de la prostitución.

Hay ciertas personas que consideran que Samael se reconvirtió y volvió al bien. No lo sabemos, pero lo cierto es lo que hizo. Mejor trabajar con ángeles y arcángeles que conozcamos y no con ángeles caídos de dudosa reputación. Tened en cuenta que el principal arma que tiene el diablo es la mentira. No os dejéis engañar nunca y trabajen con la luz.

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha.
Sé nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio.
Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica.
Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido,
arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo
para la perdición de las almas. Amén.