Ángel Ariel

Arcángel Ariel pintado al óleo sobre tela, perteneciente al siglo XVIII, anómimo.

Ariel (Arael, Ariael, que significa “león de Dios”) es el nombre de un ángel en el apócrifo Esdras; Se le representa con cabeza de león. Cornelio Agripa decía: Ariel es el nombre de un ángel, pero a veces también de un demonio (ver aquí en wikipedia, ojo, no confudirse), y de una ciudad, de donde se llama Ariopolis, donde se adora al ídolo. En la Jerarquía de los Ángeles Benditos, Ariel se ubica como uno de los 7 príncipes que gobiernan las aguas y es “el gran Señor de la Tierra”. Los místicos judíos utilizaron Ariel como nombre poético de Jerusalén. En la Biblia el nombre denota, de diversas maneras, un hombre, una ciudad (Isaías 29), y un altar. También se menciona Ariel como un ángel que ayuda a Rafael en el cura de la enfermedad.

Ariel está en cargo del castigo en el mundo inferior. Él controla los demonios. Se le considera originalmente del orden de las virtudes.

Otras fuentes señalan que es ángel que protege a la naturaleza, a todos los seres vivientes ya sean visibles como invisibles. Por tanto, es muchas veces elegido el ángel protector de las mascotas.

Se le considera asimismo como ayudante del arcángel Rafael en la sanación de animales y personas así como en la compañía para protegernos de los peligros de los caminos y los viajes.

Ángeles en el arte – La inspiración de San Mateo

La inspiración de San Mateo (o San Mateo y el ángel), es una obra pictórica, que data del año 1602, del pintor impulsor de la Escuela barroca Michelangelo Merisi da Caravaggio (1571-1610) —más conocido como Caravaggio—. Fue realizada para decorar la Capilla Contarelli de la Iglesia de San Luis de los Franceses, en Roma. Según la tradición, el ángel Mehiel es el ángel encargado de la inspiración y al que podemos acudir cuando la necesitemos, pero la verdad es que desconocemos si éste fue el ángel que inspiró a San Mateo a la hora de escribir uno de los evangelios.

Señales de Ángeles

Pluma

Hoy iba andando por la calle y me encontré una pluma. Ver plumas, es una de las señales que los ángeles tienen para decirte que están contigo, que te acompañan. Claro dirás que hay plumas por todos sitios y es verdad, pero lo que ya no es tan casual es que la pluma aparezca cuando están pensando en ellos.

Piensa en los ángeles. Llámales, háblales, salúdales, ellos se manifestarán ante ti, entre otras cosas, con plumas.