Samael

Samael

Evelyn De Morgan(Life time: 2 May 1919), Public domain, via Wikimedia Commons

Ojo a este ángel. Me ha preguntado una alumna de reiki por él si era bueno o malo. Samael es un ángel caído, por lo tanto, trabajar con él, no es trabajar con la luz. Es todo oscuridad. De hecho su nombre significa ‘Ceguera de Dios’ o ‘Veneno de Dios’. Es uno de los arcángeles que se rebeló contra Dios y artífice del pecado original de Adán y Eva que los expulsó del Paraíso. Se cuenta que fue él quien plantó el árbol del conocimiento del bien y el mal, dónde creció la manzana que ofreció Satanás a Eva en forma de serpiente. Dentro de los cultos satanistas, es considerado uno de los demonios principales.

Samael es identificado también como el ángel de la muerte, como vemos en la ilustración que acompaña a esta entrada. Jefe de todos los demonios, por debajo de Satanás y comandante de sus ejércitos, un calco en negativo de San Miguel.

Antes de la caída y la rebelión, Samael era uno de los arcángeles más poderosos del coro de los serafines, por eso, tiene doce alas. Tiene poder sobre todas las naciones, excepto sobre Israel, en el que solo tendrá poder el día del Juicio Final, donde tendrá que luchar contra el Arcángel Miguel y éste, le vencerá y lo entregará al pueblo con grilletes.

También se cuenta que era el padre de Caín, que no era hijo de Eva, sino de Lilith. También tiene una fuerte relación con los ángeles de la prostitución.

Hay ciertas personas que consideran que Samael se reconvirtió y volvió al bien. No lo sabemos, pero lo cierto es lo que hizo. Mejor trabajar con ángeles y arcángeles que conozcamos y no con ángeles caídos de dudosa reputación. Tened en cuenta que el principal arma que tiene el diablo es la mentira. No os dejéis engañar nunca y trabajen con la luz.

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha.
Sé nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio.
Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica.
Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido,
arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo
para la perdición de las almas. Amén.

11 comentarios en «Samael»

  1. Constantemente estoy pidiendo ayuda a los Ángeles y sé,que me escuchan además,de darme fuerzas para seguir hacia adelante. Gracias, gracias, gracias

Deja un comentario