San Miguel Arcángel I

San Miguel Arcángel I

San Miguel Arcángel
VALDÉS LEAL, JUAN DE
Copyright de la imagen ©Museo Nacional del Prado

San Miguel Arcángel es el el arcángel más importante y más grande para los cristianos, los judíos y los musulmanes. Su nombre significa ‘Quién como Dios’. El origen de su nombre viene de la antigua Caldea. Podemos decir que San Miguel tiene distintas ‘profesiones’: es el Jefe de las milicias celestiales, o sea, es un guerrero. También un sacerdote, un protector, un sanador y también es el arcángel guardián de quien se lo pida. Jefe también del coro de las Virtudes y de los arcángeles. También lo podemos encontrar nombrado como el Ángel de la Presencia, el Príncipe de la Luz o el Ángel de la Verdad, pero quizás el más importante y conocido es como el Ángel del Señor.

En el Antiguo Testamento, en el libro de Daniel es nombrado en Daniel 10:13

El príncipe del reino de los Persas me resistió durante veintiún días, pero vino en mi ayuda Miguel, uno de los principales príncipes. Lo dejé luchando con el rey de Persia.

En Daniel 10:21 también dice

En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe, que defiende a los hijos de tu pueblo; porque será un tiempo de calamidades como no lo hubo desde que existen pueblos hasta hoy en día. En ese tiempo se salvará tu pueblo, todos los que estén inscritos en el Libro.

Cuando Moisés huye de Egipto y tiene que cruzar el Mar Rojo, Dios le pone una columna de nubes de día y otra columna de fuego, de noche, para guiarles por el camino hacia la tierra prometida. En Éxodo 23:20 dice

Ya estoy enviando a mi Ángel delante de ti para que te proteja en el viaje, hasta introducirte en el lugar que te he preparado.

Ese Ángel al que se refiere la lectura era el Arcángel San Miguel.

También San Juan, en el Apocalipsis, ya en el Nuevo Testamento, su último libro, nombra a Miguel en Apocalipsis 12:7-12

7. Entonces se desató una batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles combatieron contra el dragón. Lucharon el dragón y sus ángeles,

8. pero no pudieron vencer, y ya no hubo lugar para ellos en el cielo.

9. El dragón grande, la antigua serpiente, conocida como el Demonio o Satanás, fue expulsado; el seductor del mundo entero fue arrojado a la tierra y sus ángeles con él.

10. Oí entonces una fuerte voz en el cielo que decía: Por fin ha llegado la salvación, el poder y el reinado de nuestro Dios, y la soberanía de su Ungido. Pues echaron al acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba día y noche ante nuestro Dios.

11. Ellos lo vencieron con la sangre del Cordero, con su palabra y con su testimonio, pues hablaron sin tener miedo a la muerte.

12. Por eso, alégrense, cielos y los que habitan en ellos. Pero ¡ay de la tierra y del mar!, porque el Diablo ha bajado donde ustedes y grande es su furor, al saber que le queda poco tiempo.

Por eso, en el arte, ya sea pintura o escultura, vemos a San Miguel luchando contra el diablo y venciéndole, como es el caso que ilustra esta publicación.

Podemos terminar esta publicación con una oración a San Miguel, la que escribió el Papa León XIII para que nos protegiera. San Miguel es especial para protegernos en los momentos de grandes dificultades, enfados, peleas, violencia y donde la maldad nos hace daño.

San Miguel Arcángel, defiéndenos en el combate contra las maldades e insidias del demonio. Se nuestra ayuda, te rogamos suplicantes. ¡Que el Señor nos lo conceda! Y tú, príncipe de las milicias celestiales, con el poder que te viene de Dios arroja en el infierno a Satanás y a los otros espíritus malignos que ambulan por el mundo para la perdición de las almas.

Si necesitas iniciarte en reiki ángeles o reiki usui tradicional, escríbeme a alfonso.saborido@gmail.com y ten paciencia con mis respuestas. Gracias. Alfonso. No olvides ponerme un comentario en agradecimiento a San Miguel y marcar la suscripción a este blog para seguir recibiendo las entradas. Muchas gracias.

Deja un comentario